top of page
astrotelescopios.com

Absorción de la Tierra por agujero negro supermasivo

El espacio esconde muchos secretos y misterios que maravillan a los científicos, pero también los hace preocuparse debido al inmenso poder que esconden. En ello entran los agujeros negros, los cuales representan un enigma para la ciencia.

Anuncios

Los agujeros negros son fenómenos u objetos astronómicos que poseen su propia fuerza gravitatoria. Esta fuerza es la que les permite absorber todo, inclusive la materia, radiación y luz, sin poder salir de ello.

Estas colosales fuerzas del universo son producto de la muerte de estrellas, las cuales debían ser lo suficientemente grandes con una masa 15 veces mayor a la del Sol para estallar y volverse supernova.

Luego entra en un estado de constante absorción al no tener una fuerza que detenga su misma gravedad, y se crea un agujero negro con volumen cero.

La “forma” que define a un agujero negro es, como su nombre lo indica, un enorme hoyo oscuro con un horizonte de eventos, también conocido como su superficie. Para poder eludirlo se requiere superar la velocidad de la luz.

Actualmente se definen 2 tipos de agujeros negros. Los primeros son los de masa estelar, se componen de una masa superior a la del Sol por varias docenas, además de que se encuentran en extensas zonas de la galaxia.

El segundo tipo son los supermasivos, se encuentra generalmente en el centro de galaxias y se componen de miles de millones de masa superior a la del Sol. Es este el caso de Sagitario A*, un agujero negro supermasivo que podría fácilmente borrar a la Tierra del mapa estelar.

Anuncios

Agujero negro en la constelación de Sagitario

Sagitario (o Sagittarius) es una constelación ubicada al este de la constelación de Capricornio y al oeste de la constelación de Escorpio, y es la constelación más cercana a los que sería el centro de nuestra galaxia.

Entre los astros que componen a esta constelación se encuentra Sagitario A* (también llamado Sagitario A estrella), un radiofuente de órbitas inclinadas que forma parte de Sagitario A.

Es en ese lugar donde se ha confirmado la existencia de un agujero negro supermasivo con un tamaño mínimo de 52 μas. Para estudiar este fenómeno se toman datos de las estrellas que orbitan alrededor de Sagitario A*, debido a que este no posee radiación electromagnética propia.

Allí está S2, la estrella más cercana al agujero negro y la más brillante que por mucho impedía la completa visualización de esa región. Al no eclipsarlo, se ofrece la oportunidad de estudiar los alcances del agujero negro.

Anuncios

Peligros de caer en un agujero negro

No existe nada en el universo que pueda escapar de un agujero negro, ni siquiera los elementos más potentes como los rayos gamma, radio, o rayos X. Es un gran agujero que se traga todo sin retorno.

Muy poco se sabe sobre qué puede existir o no dentro de un agujero negro, o si siquiera es posible traspasarlo y llegar a algún lado. Lo que sí está confirmado es que todo aquello que toca el horizonte de sucesos está condenado a ser arrastrado al centro de la estrella negra.

Debido a que muchos de estos agujeros negros son pequeños y completamente negros, es difícil ubicarlos a simple vista, aun con los avances en la ciencia. El mayor riesgo de ello es la velocidad con la que pueden absorber todo a su alrededor.

Si la Tierra estuviera en camino al horizonte de sucesos de algún agujero negro, sería atraída y giraría por varios miles de años hasta que finalmente pase a formar parte de la densidad interna del agujero negro. Pero antes de ello pasaría un tiempo sufriendo por los rayos de radiación expulsados en forma de ondas.

Anuncios

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page