top of page

BepiColombo envía nuevas imágenes de Mercurio

La misión BepiColombo ha realizado su segunda asistencia gravitatoria del planeta Mercurio, capturando nuevas imágenes en primer plano a medida que se acerca a la órbita.

En esta imagen solo se ve una pequeña porción de Mercurio, pero las características de la superficie y, en particular, la aspereza del terreno se ven realzadas por las sombras proyectadas por el Sol, que, poco después del amanecer local, estaba bajo en el cielo. A la izquierda de la imagen, solo se ven los bordes de los cráteres a lo largo del terminador (la ubicación entre la noche y el día), mientras que sus suelos están cubiertos de sombras (por ejemplo, el cráter Benoit). Crédito: JAXA/ESA

El acercamiento más cercano tuvo lugar a las 09:44 UTC (11:44 CEST) del 23 de junio de 2022, a unos 200 km sobre la superficie del planeta. Durante el encuentro se recolectaron imágenes de las tres cámaras de monitoreo (MCAM) de la nave espacial, junto con datos científicos de una serie de instrumentos. Las imágenes MCAM, que brindan instantáneas en blanco y negro con una resolución de 1024 x 1024 píxeles, se descargaron en el transcurso de la tarde de ayer y aquí se presenta una selección (haga clic en las imágenes para expandir los títulos y obtener más detalles).

“Hemos completado nuestro segundo de seis sobrevuelos de Mercurio y regresaremos el próximo año para el tercero antes de llegar a la órbita de Mercurio en 2025”, dice Emanuela Bordoni, directora adjunta de operaciones de naves espaciales de BepiColombo de la ESA.

Debido a que el acercamiento más cercano de BepiColombo fue en el lado nocturno del planeta, las primeras imágenes en las que se ilumina Mercurio se tomaron alrededor de cinco minutos después del acercamiento, a una distancia de unos 800 km. Se tomaron imágenes durante unos 40 minutos después del acercamiento mientras la nave espacial se alejaba del planeta nuevamente.

Mientras BepiColombo volaba del lado nocturno al lado diurno, el Sol aparentemente se elevó sobre la superficie llena de cráteres del planeta, proyectando sombras a lo largo del terminador, el límite entre la noche y el día, y resaltando la topografía del terreno de manera espectacular.

Jack Wright, miembro del equipo MCAM e investigador asociado del Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC) de la ESA en Madrid, ayudó a planificar la secuencia de imágenes para el sobrevuelo. Él dijo: “Golpeé el aire cuando aparecieron las primeras imágenes, y después de eso solo me emocioné más y más. Las imágenes muestran hermosos detalles de Mercurio, incluido uno de mis cráteres favoritos, Heaney, cuyo nombre sugerí hace unos años”.

Esta imagen fue tomada a las 09:51:07 UTC por la Cámara de Monitoreo 3 del Módulo de Transferencia de Mercurio, cuando la nave espacial estaba a 1406 km de la superficie de Mercurio. La aproximación más cercana de 200 km tuvo lugar poco antes, a las 09:44 UTC. En esta vista, el norte está arriba. Crédito: JAXA/ESA

Heaney (ver en la imagen) es un cráter de 125 km de ancho cubierto de suaves llanuras volcánicas. Alberga un raro ejemplo de un volcán candidato en Mercurio, que será un objetivo importante para el conjunto de imágenes de alta resolución de BepiColombo una vez en órbita.

Apenas unos minutos después del acercamiento más cercano y con el Sol brillando desde arriba, la mayor característica de impacto de Mercurio, la cuenca Caloris de 1550 km de ancho apareció a la vista por primera vez, sus lavas altamente reflectantes en su suelo lo hicieron destacar contra el oscuro antecedentes. Se cree que las lavas volcánicas en Caloris y sus alrededores son posteriores a la formación de la propia cuenca en unos cien millones de años, y medir y comprender las diferencias de composición entre ellas es un objetivo importante para BepiColombo.

“Las imágenes del sobrevuelo 1 de Mercurio fueron buenas, pero las imágenes del sobrevuelo 2 son aún mejores”, comentó David Rothery de la Open University, quien dirige el Grupo de Trabajo de Composición y Superficie de Mercurio de la ESA y quien también es miembro del equipo MCAM. “Las imágenes resaltan muchos de los objetivos científicos que podemos abordar cuando BepiColombo entre en órbita. Quiero entender la historia volcánica y tectónica de este asombroso planeta”.

Esta imagen fue tomada a las 09:55:32 UTC por la Cámara de Monitoreo 2 del Módulo de Transferencia de Mercurio, cuando la nave espacial estaba a 2862 km de la superficie de Mercurio. Son visibles algunos artefactos de imagen, como las rayas horizontales. Partes del Orbitador Planetario de Mercurio se pueden ver en primer plano: el brazo del magnetómetro que se extiende desde la parte inferior izquierda hasta la parte superior derecha frente a Mercurio, y una pequeña parte de la antena de ganancia media en la parte inferior derecha. Crédito: JAXA/ESA

BepiColombo se basará en los datos recopilados por la misión Messenger de la NASA que orbitó Mercurio entre 2011 y 2015. Los dos orbitadores científicos de BepiColombo, el Orbitador Planetario de Mercurio de la ESA y el Orbitador Magnetosférico de Mercurio de JAXA, operarán desde órbitas complementarias para estudiar todos los aspectos del misterioso Mercurio, desde su núcleo hasta los procesos de la superficie, el campo magnético y la exosfera, para comprender mejor el origen y la evolución de un planeta cercano. a su estrella madre.

Aunque BepiColombo se encuentra actualmente en una configuración de crucero ‘apilada’, lo que significa que muchos instrumentos no pueden operarse completamente durante los breves sobrevuelos, aún pueden obtener información sobre el entorno magnético, de plasma y de partículas alrededor de la nave espacial, desde lugares que normalmente no son accesibles durante una misión orbital.

“Nuestros equipos de instrumentos en ambas naves espaciales han comenzado a recibir sus datos científicos y esperamos compartir nuestros primeros conocimientos de este sobrevuelo”, dice Johannes Benkhoff, científico del proyecto BepiColombo de la ESA. “Será interesante comparar los datos con lo que recopilamos en nuestro primer sobrevuelo y agregar a este conjunto de datos único a medida que avanzamos hacia nuestra misión principal”.

La misión científica principal de BepiColombo comenzará a principios de 2026. Utiliza nueve sobrevuelos planetarios en total : uno en la Tierra, dos en Venus y seis en Mercurio, junto con el sistema de propulsión eléctrica solar de la nave espacial, para ayudar a dirigirse a la órbita de Mercurio. Su próximo sobrevuelo de Mercurio tendrá lugar el 20 de junio de 2023.



¡COMPARTE CIENCIA!

1 visualización0 comentarios
bottom of page