top of page

El Monte Sharp de Marte fue moldeado por el agua y el viento

Los investigadores han presentado evidencia de que el agua y el viento fueron responsables de la formación de Aeolis Mons dentro del cráter Gale en Marte.

IMAGEN: La ruta transversal de Curiosity en los últimos 10 años se superpone a una vista oblicua del cráter Gale. El rover aterrizó en Bradbury Landing y la estrella en el mapa marca su ubicación aproximada en julio de 2022. CRÉDITO: NASA


El rover Curiosity de la NASA aterrizó en el planeta rojo hace diez años. Desde entonces, ha viajado más de dieciocho millas a lo largo de la superficie, caminando lentamente a medida que recopila cantidades masivas de datos, en busca de evidencia de agua que fluye.

El lugar de aterrizaje del laboratorio rodante es el cráter Gale, un cráter de impacto creado hace al menos 3.500 millones de años. El cráter está lleno de sedimentos, lo que lo convierte en un objetivo principal para comprender parte de la historia húmeda de Marte, especialmente con Aeolis Mons, también conocido como Monte Sharp, en el medio. A medida que Curiosity se acercaba a la pequeña montaña y comenzaba a escalar sus laderas, las imágenes revelaron capas sedimentarias en detalle, probablemente creadas por depósitos de lagos erosionados por el agua.

El Monte Sharp tiene aproximadamente 1.300 pies de altura, y las capas de deposición representan millones a decenas de millones de años de arena y barro depositados. Curiosity no solo tomó imágenes de las formaciones, sino que también recolectó muestras de la roca y el suelo que luego se analizaron con los instrumentos a bordo. Con más de 700 artículos publicados hasta la fecha, científicos de todo el mundo han descubierto evidencia del pasado antiguo y húmedo de Marte, un pasado que podría haber sido habitable para la vida.

IMAGEN: Maria Gordon Notch acantilado en las colinas del Monte Sharp tomada en Sol 3324 (12 de diciembre de 2021). CRÉDITO: NASA


Ahora, en un nuevo artículo publicado recientemente en el Journal of Geophysical Research: Planets con la autora principal Jessica Watkins, los investigadores han presentado evidencia de que el agua no fue la única fuerza erosiva responsable de la forma del terreno. El coautor John Grotzinger explica: El trabajo de erosión en Marte es impulsado principalmente por el viento que actúa como un plumero durante cientos de millones a incluso miles de millones de años. Esto es muy diferente de la Tierra, por ejemplo, donde la extrema rugosidad de las montañas de San Gabriel [en el sur de California] es creada por torrentes de agua de lluvia que diseccionan el paisaje durante períodos relativamente breves de tiempo geológico.

Hay varias razones distintas para la diferencia en los procesos erosivos entre Marte y la Tierra. En primer lugar, gran parte de la formación terrestre de la Tierra está relacionada con la tectónica de placas. Por ejemplo, dos placas continentales se empujan una contra la otra, como en el Himalaya, y causan una elevación que construye montañas. Al mismo tiempo, los ríos de la región continúan cortando la roca, lo que resulta en profundos cañones y expone rocas de milenios pasados. Los terremotos pueden derribar las laderas de las montañas; los volcanes pueden crear nueva masa de tierra, todo como resultado de procesos tectónicos.

IMAGEN: Esta imagen, tomada con la cámara High Resolution Imaging Science Experiment (HiRISE), muestra distintas bandas de tono y brillo alternos dentro de la “Formación Murray” en Marte. Afloramientos como este son comunes en toda la formación, aunque se desconoce el origen de las bandas. Estas bandas pueden representar procesos acuosos que ocurrieron durante o después de que se depositaron los sedimentos de la Formación Murray. CRÉDITO: NASA/JPL-Caltech

Y aunque el módulo de aterrizaje InSight ha detectado cientos de pequeños marsquakes, no hay evidencia de actividad tectónica. En cambio, la superficie de Marte está formada por la erosión eólica.

Además de que Marte no tiene tectónica de placas, la atmósfera del planeta rojo es apenas un uno por ciento de la de la Tierra. Como resultado de esa enorme diferencia, gran parte de la comunidad de la sociedad planetaria minimizó el papel de la erosión eólica en Marte. El viento puede no jugar un papel importante en la actualidad, pero la evidencia sugiere que jugó un papel fundamental hace miles de millones de años. Como explica el comunicado de prensa: … la formación Murray [300 metros de espesor], que se formó a partir de sedimentos depositados por el agua, se ha comido de arriba hacia abajo. Además, los sedimentos depositados en la parte superior muestran una cama cruzada que es indicativa de antiguas dunas de arena que marchan a través de un desierto, impulsadas por el viento. En general, el paisaje parece un ambiente húmedo que fue tomado por el desierto de Gobi.

Al documentar los muchos ciclos de erosión, los científicos pueden comprender mejor el entorno cambiante en Marte, y como señala Grotzinger: Todo esto nos ayuda a comprender cómo funciona Marte en general e informará a los científicos que interpretan las observaciones del rover Perseverance también.

Mientras esperamos que la misión Mars Sample Return nos traiga rocas del cráter Jezero, tanto Curiosity como Perseverance continúan trayéndonos una ciencia increíble.

Referencia: Comunicado de prensa de Caltech Curiosity celebra 10 años en Marte (NASA) “Entierro y exhumación de rocas sedimentarias reveladas por la base Stimson Erosional Unconformity, Gale Crater, Mars”, Jessica A. Watkins et al., 2022 8 de junio, JGR: Planetas

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page