top of page
astrotelescopios.com

El telescopio Webb observa 7 galaxias que se formaron poco después del Big Bang

El telescopio espacial James Webb ha observado y confirmado la existencia de 7 galaxias que se encuentran a solo 650 millones de años luz de distancia del Big Bang, el origen del Universo.


En nota de prensa conjunta de la NASA, CSA y la Agencia Espacial Europea según texto a continuación, se ha confirmado que las siete galaxias destacadas en esta imagen del telescopio Webb están a una distancia a la que los astrónomos se refieren como corrimiento al rojo 7.9, que se correlaciona con 650 millones de años después del Big Bang. Esto las convierte en las primeras galaxias que aún no se han confirmado espectroscópicamente como parte de un cúmulo en desarrollo.


Imagen del telescopio James Webb que confirma la existencia de las galaxia. Crédito: NASA, ESA, CSA, T. Morishita (IPAC), A. Pagan (STScI)

Las siete galaxias confirmadas por Webb se establecieron por primera vez como candidatas para la observación utilizando datos del programa Frontier Fields del Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA. El programa dedicó tiempo del Hubble a observaciones utilizando lentes gravitacionales, para observar galaxias muy distantes en detalle. Sin embargo, debido a que el Hubble no puede detectar la luz más allá del infrarrojo cercano, solo hay tantos detalles que puede ver. Webb retomó la investigación, centrándose en las galaxias exploradas por el Hubble y recopilando datos espectroscópicos detallados además de imágenes.

Los astrónomos utilizaron el instrumento Espectrógrafo de Infrarrojo Cercano (NIRSpec) de Webb para medir con precisión las distancias y determinar que las galaxias son parte de un cúmulo en desarrollo. La galaxia YD4, previamente estimada a una distancia mayor basada solo en datos de imágenes, pudo colocarse con mayor precisión en el mismo corrimiento al rojo que las otras galaxias. Antes de Webb, los astrónomos no tenían imágenes de alta resolución o datos infrarrojos espectrales disponibles para hacer este tipo de ciencia.

A distancias extremas, los astrónomos usan la referencia de corrimiento al rojo para explicar el hecho de que, a medida que el universo se expande, las longitudes de onda de la luz se estiran y se “desplazan” a longitudes de onda más rojas, que son más largas. Las longitudes de onda más cortas, por ejemplo, ultravioleta y rayos X, están hacia el extremo más azul del espectro electromagnético. Por lo tanto, las distancias extremas en el universo temprano se referencian por la cantidad de luz emitida allí que se ha desplazado a medida que viajaba por el espacio para ser detectada por un telescopio.

Referencia: Astrophysical Journal Letters. NASA, ESA, CSA, T. Morishita (IPAC), A. Pagan (STScI)

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page