top of page

La antigua vida marciana puede haberse extinguido en un cambio climático autoinducido

Los humanos podrían no ser las primeras formas de vida en el sistema solar en enfrentar la amenaza de que su propia actividad cambie el clima de su planeta de origen. Un nuevo modelo sugiere que el antiguo Marte fue una vez lo suficientemente habitable como para soportar microbios productores de metano, y pueden haberse aniquilado a sí mismos al causar daños irreparables a la atmósfera del Planeta Rojo.

Impresión artística de un hipotético y acuoso antiguo MarteESO/M. Kornmesser


El Marte moderno es extremadamente frío y seco que cualquier desierto de la Tierra, con una atmósfera muy delgada. Pero este no siempre fue el caso: décadas de observación de rovers y orbitadores han arrojado evidencia bastante clara y extensa de antiguos ríos, deltas, lagos y posiblemente incluso océanos. Y con eso, las condiciones deberían haber sido habitables para la vida microscópica.

Para el nuevo estudio, los investigadores de la Universidad de Arizona modelaron el antiguo Marte, incluida su corteza, atmósfera y clima. Lo más importante es que agregaron un modelo ecológico de metanógenos (microbios que consumen dióxido de carbono e hidrógeno y producen metano) e investigaron si las condiciones les permitirían sobrevivir y qué efectos podrían tener en el ecosistema.

“Una vez que habíamos producido nuestro modelo, lo pusimos a trabajar en la corteza marciana, en sentido figurado”, dijo Boris Sauterey, primer autor del estudio. “Esto nos permitió evaluar cuán plausible sería una biosfera subterránea marciana. Y si tal biosfera existiera, cómo habría modificado la química de la corteza marciana, y cómo estos procesos en la corteza habrían afectado la composición química de la atmósfera”.

Y efectivamente, el equipo descubrió que los microbios no solo podían sobrevivir sino prosperar en marte temprano. La simulación mostró que se sentirían más cómodos dentro de los primeros cientos de metros por debajo de la superficie.

Los modelos del equipo de Marte sometidos a glaciación como resultado de microbios que alteran la atmósferaBoris Sauterey y Regis Ferrière

A continuación, los investigadores modificaron su modelo para simular qué tipo de retroalimentación podrían haber tenido los microbios en el ecosistema. Y para su sorpresa, descubrieron que su reinado pudo haber sido relativamente efímero. Los microbios habrían eliminado demasiado hidrógeno de la atmósfera y lo habrían reemplazado con metano, desencadenando un evento de enfriamiento global en tan solo unos pocos cientos de miles de años.

“El problema que estos microbios habrían enfrentado entonces es que la atmósfera de Marte básicamente desapareció, se adelgazó por completo, por lo que su fuente de energía habría desaparecido y habrían tenido que encontrar una fuente alternativa de energía”, dijo Sauterey. “Además de eso, la temperatura habría bajado significativamente, y habrían tenido que ir mucho más profundo en la corteza. Por el momento, es muy difícil decir cuánto tiempo Marte habría permanecido habitable”.

Por intrigante que sea la historia, aún no sabemos que esto es lo que realmente sucedió. Abunda la evidencia de que las condiciones eran adecuadas para la vida marciana microbiana, pero hasta ahora no se ha encontrado evidencia de que existiera. Afortunadamente, ese es uno de los principales trabajos del rover Perseverance, que actualmente está recorriendo un prometedor delta del río en busca de signos de vida. Otros científicos creen que existe la posibilidad de que algunos de estos microbios que habitan en las profundidades aún puedan estar vivos hoy en día.

1 visualización0 comentarios
bottom of page