top of page
astrotelescopios.com

La búsqueda de vida extraterrestre empieza en Venus

Desde hace décadas la NASA y otras agencias espaciales miden esfuerzos para enviar misiones a Marte con el objetivo de estudiar su superficie, encontrar rastros de vida y agua. Sin embargo, ahora las miradas están puestas en Venus tras dar a luz un informe del MIT (Massachusetts Institute of Technology) donde los científicos detallan un conjunto de misiones con fondos privados que tienen el objetivo de buscar vida extraterrestre en la atmosfera sulfúrica del planeta vecino.

Perspectivas de vida en Venus

Por ahora se desconoce si realmente existe vida microbiana en la atmosfera de Venus, y también no se sabe como las nubes de ese planeta pudieron ser habitadas.

Se cree que cuando Venus era un planeta más parecido a la Tierra un numero grande de microbios subieron a la atmosfera, como ocurre aquí, pero debido al efecto invernadero la vida dejó de ser posible en tierra firme, sin embargo se mantuvo en las nubes.

Cualquier tipo de vida microbiana en la atmosfera de Venus sería diferente a la que tenemos en la Tierra. Los puntos donde los investigadores creen hallar vida son cincuenta veces más secos que el lugar más seco de la Tierra (el desierto de Atacama) y miles de millones de veces más ácidos que el ambiente más ácido de la Tierra (las piscinas Dallol de Etiopía).

Ilustración de autor desconocido. Crédito: MIT (Massachusetts Intitute of Technology)

Una de las principales preguntas que se realizan en el MIT es ¿En el caso de existir vida microbiana, cómo es posible?

En artículo publicado por la revista Astrobiology, volumen 21, en octubre de 2021 proponen “un ciclo de vida para los microbios venusianos que comienza en la capa inferior de neblina donde las esporas desecadas residen en una fase latente. Las esporas son transportadas hacia arriba por la mezcla vertical inducida por ondas de gravedad a una capa habitable de condiciones templadas. Actuando como CCN, las esporas quedan encerradas en una gota líquida (principalmente H2ASÍ QUE4 con algo de H2O) y germinar. Durante meses en el aire, las bacterias metabolizan y se dividen. Las gotas de nubes, mientras tanto, chocan y crecen a un tamaño lo suficientemente grande como para que la gravedad las obligue a asentarse hacia abajo. En el viaje descendente, desencadenado por los cambios en el medio ambiente (aumento de las temperaturas y la evaporación concomitante de líquidos), las bacterias esporulan, preservándose como esporas desecadas. Una vez que llegan al “depósito” de la capa de neblina inferior estancada estable y de larga duración, las esporas permanecen latentes hasta que el ciclo de vida puede comenzar de nuevo. En esta sección, describimos cada paso con más detalle”.

Capas atmosféricas de Venus que representan la capa “habitable” de la atmósfera y un hipotético ciclo de vida microbiana que podría persistir en la atmósfera. Crédito de la figura: Johanna Petkowska.

La teoría relacionada con el ciclo de la vida microbiana en Venus coge fuerza tras la detección de fosfina en la atmosfera. En la Tierra la fosfina solo se relaciona con los procesos de vida y ninguno otro.

Pero todavía es muy temprano para confirmarlo, y solo después del envío de una misión va a ser posible encontrar todas las respuestas.

Misión Venus land finder

Con el objetivo de encontrar vida en la atmosfera de Venus, la misión Venus Land Finder está siendo financiada por una iniciativa privada de Rocket Lab, con sede en California para el MIT. El cohete Electron de la empresa llevará una sonda de 150 kg aproximadamente abordo de su nave espacial Photon que, tras cinco meses de viaje llegaría a nuestro vecino.

Rocket Lab’s Electron launch vehicle. Crédito: RocketLab.

La sonda de reconocimiento de la misión descenderá con un gran globo que flotaría en las capas de nubes templadas de Venus durante unos meses. El objetivo científico principal es medir la abundancia de gases, identificar cualquier compuesto orgánico complejo que pueda atribuirse a la vida a través de un espectrómetro de masas y buscar vida a través de un microscopio que examinaría el contenido concentrado de gotas líquidas con fluorescencia UV para identificar cualquier componente inusual que pueda atribuirse a la vida.

Cuando la sonda haya sido capaz de recoger muestras suficientes de la atmosfera de Venus se desprenderá el globo y emprenderá un nuevo viaje de vuelta a casa abordo de la nave Photon de Rocket Lab, para su análisis y comprobación en los laboratorios del MIT, solo así es cuando finalmente podremos saber si existe o no vida en Venus.

Según la jefa de la misión, la profesora del MIT Sara Seager, está es la primera misión con el objetivo principal de encontrar vida extraterrestre y cree que existen muchas probabilidades de conseguirlo, porque la Venus Land tiene el objetivo científico de hacerlo.

El lanzamiento del cohete de Rocket Lab está previsto para el año de 2023.

Si te ha gustado leer nuestro artículo no te pierdas las últimas novedades de Búsqueda Extraterrestre. Cada día un artículo nuevo cargado de novedades del mundo científico, las evidencias de vida extraterrestre, tecnología aeroespacial, misiones espaciales, entretenimiento y mucho más.  

SÍGUENOS en las RRSS para mantenerte informado y suscríbete a nuestra newsletter.

El proyecto de la misión Venus Land Finder está disponible para la descarga:

1 visualización0 comentarios
bottom of page