top of page

La ESA construirá una Luna artificial para entrenar a sus astronautas

Agencia Espacial Europea, Colonia en 26 de enero de 2022 –

El proyecto Luna va tomando forma en el Centro Europeo de Astronautas (EAC) de la ESA en Colonia, Alemania, donde próximamente se construirá una instalación diseñada para recrear la superficie lunar. El proyecto de cooperación entre la Agencia Espacial Europea, ESA y la Agencia Espacial Alemana, DLR, conocido como ESA-DLR LUNA, proporcionará un campo de entrenamiento para astronautas y un centro de pruebas para nuevas tecnologías, que ofrecerá a sus usuarios los conocimientos necesarios para viajar a la Luna.

Proyecto LUNA. Crédito: ESA

Juergen Schlutz, director del proyecto en la ESA afirma que la idea inicial de la instalación tuvo lugar en 2015. Desde entonces, se han producido varias iteraciones en cuanto al diseño y las capacidades de la instalación, incluida la reubicación de las instalaciones de construcción por causas medioambientales y de protección de la fauna local, pero afortunadamente la planificación de la construcción se encuentra actualmente en su última fase.

“La colocación de la primera piedra está prevista para el segundo trimestre de 2022, y nuestro objetivo es que LUNA esté lista para su funcionamiento inicial antes de finales de 2022”, afirma.

La sala principal de LUNA contará con un banco de pruebas de regolito de 700 m2, fabricado a partir de un simulador de polvo lunar llamado EAC-1, y equipado con iluminación controlable para que las condiciones de la superficie y los experimentos se repliquen de forma completamente fiable. Gracias a LUNA se podrá realizar una simulación de las condiciones de luz en un ciclo lunar día-noche y en otros lugares de la superficie lunar, enfocándose inicialmente en las características de los polos lunares. El área total de las instalaciones será de aproximadamente 1000 m2, incluyendo otras salas de preparación, laboratorios e infraestructura de apoyo.

Habitat de exploración Lunar. Crédito: ESA

Un módulo habitacional adyacente, conocido como Future Lunar Exploration Habitat (FLEXHab), podría convertirse en un modelo de base lunar donde los astronautas vivan y trabajen. Tanto FLEXHab como la sala principal contarán con sistemas de energía solar, que los alimentarán junto con tecnologías innovadoras de celdas de combustible.

LUNA ofrece un importante banco de pruebas y un centro de investigación para numerosas actividades como:

  1. Formación de astronautas y simulación de exploraciones, en particular para la colaboración entre equipos de la superficie lunar y equipos terrestres;

  2. Simulación, validación y funcionamiento de sistemas robóticos;

  3. Interacciones hombre-máquina, como actividades científicas, construcción y mantenimiento de infraestructuras, así como procesos operativos y procedimientos de emergencia;

  4. Aplicaciones de realidad virtual (RV) y realidad aumentada (RA);

  5. Investigación y desarrollo de materiales, herramientas y fabricación, como la manipulación del polvo lunar y el uso de productos lunares de origen local, que se conocen como utilización de recursos in situ (ISRU); y

  6. Sistemas de energía renovable.

Proyecto LUNA. Crédito: ESA

Europa pretende formar a los futuros astronautas con destino a la Luna en LUNA, ofreciendo una simulación completa de lo que sería una misión en la superficie lunar, en un entorno adecuado, con herramientas reales y apoyo operativo.

LUNA estará ubicada dentro del campus de DLR en Colonia y tendrá la ventaja de encontrarse cerca del Centro Europeo de Astronautas de la ESA, además de otros centros tecnológicos clave, como son el Instituto de Operaciones Espaciales y Formación de Astronautas, el Instituto de Medicina Aeroespacial de DLR y el edificio Envihab. La localización de LUNA ha sido minuciosamente evaluada, y busca facilitar la cooperación e intercambio de recursos y conocimientos, creando un entorno óptimo para preparar a los astronautas europeos e internacionales para la exploración del espacio exterior.

«El Centro Europeo de Astronautas junto con su equipo que incluye personal de DLR, CNES y ASI, ofrece formación de astronautas para la Estación Espacial Internacional, así como formación en análogos terrestres y subacuáticos. LUNA acortará la distancia existente entre la Estación Espacial y la formación en análogos terrestres actual para comenzar a prepararse a los astronautas europeos para desafíos lunares únicos, como capacidades de transporte, movilidad de superficie, configuraciones de comunicación y autonomía, y el complicado entorno de polvo en la Luna», explica Juergen.

La ESA es un socio del programa Artemis de la NASA, y su instalación LUNA será muy importante para numerosos socios comerciales e internacionales en su preparación para misiones lunares tripuladas. Por tanto, ha sido pensada como un centro abierto para investigadores y desarrolladores de todo el mundo.

Ilustración del Campo Base de la Luna previsto para la misión ARTEMIS. Crédito: NASA

«Actualmente, en la ESA nos beneficiamos de nuestra gran experiencia en la formación de astronautas y la exploración espacial con humanos y robots y, con la ayuda de LUNA y nuestro socio DLR, nuestro objetivo es que Europa se encuentre en el centro del mapa en cuanto a la formación para explorar la Luna y Marte con el tiempo», añade Juergen.

Un artículo de la Agencia Espacial Europea.

1 visualización0 comentarios
bottom of page