top of page
astrotelescopios.com

La misión Huygens a Titán en imágenes

Hasta la llegada de la misión internacional Cassini-Huygens a Saturno en 2004, gran parte del gigante gaseoso, su intrincado sistema de anillos y sus enigmáticas lunas era un misterio.

El 14 de enero de 2005, el misterio de lo que había debajo de la espesa atmósfera de Titán, la luna más grande de Saturno, iba a ser revelado cuando la sonda Huygens de la ESA realizó el primer aterrizaje exitoso en un mundo del Sistema Solar exterior.

Tras separarse de la nave madre, Cassini siguió su viaje y Huygens descendió durante dos horas y media en paracaídas hasta la superficie de Titán, durante el trayecto aparecieron de la neblina rasgos que se parecían notablemente a las líneas de costa y a los sistemas fluviales de la Tierra. Pero en lugar de agua, con temperaturas superficiales de alrededor de -180ºC, el fluido involucrado aquí es metano, un compuesto orgánico simple.


Estas imágenes son proyecciones de Mercator de la vista de Huygens de Titán, tomadas a 4 altitudes diferentes (una proyección de Mercator es una especie de mapa que mantiene intactas las direcciones cardinales, se cruzan en ángulo recto, pero distorsionan las áreas de la superficie). Las imágenes fueron tomadas durante el descenso por el Descent Imager/Spectral Radiometer (DISR) a bordo de la sonda, el 14 de enero de 2005. ESA/NASA/JPL/Universidad de Arizona

Huygens que muestran la vista desde 2 km de altitud. Está en la proyección de Mercator, por lo que las direcciones N-S/E-W se cruzan en ángulo recto, pero las áreas de superficie aparecen distorsionadas.

Huygens aterrizó en una superficie congelada llena de guijarros redondeados, y continuó transmitiendo a su nave nodriza durante 72 minutos antes de que Cassini cayera por debajo del horizonte. El flujo de datos devueltos desde la superficie proporcionó un tesoro único de mediciones in situ que los científicos todavía están extrayendo hoy en día.


Imagen tomada por la nave en el local de aterrizaje. ESA/NASA/JPL/Universidad de Arizona

El gran final de Cassini

En su odisea de 13 años por el sistema de Saturno, Cassini realizó 127 sobrevuelos cercanos a Titán, incluyendo el mapeo de radar de su superficie, incluso antes del descenso de Huygens, y el hallazgo de numerosos lagos y mares de hidrocarburos, evidencia de un océano global de agua debajo de su gruesa corteza y una atmósfera repleta de productos químicos prebióticos. Se cree que la atmósfera de Titán es similar a la de la Tierra primitiva antes de que se desarrollara la vida y, por lo tanto, puede verse como un laboratorio a escala planetaria para comprender las reacciones químicas que pueden haber llevado a la vida en la Tierra.


Titán en color natural tomada por la sonda Cassini-Huygens en agosto de 2009.

Cassini también observó cómo las estaciones de Titán cambiaban con el tiempo, incluido el desarrollo de un vórtice arremolinado y nubes de lluvia de metano que se precipitan sobre la superficie.

Titán también ha actuado como una honda gravitacional para Cassini a lo largo de su misión, poniéndola en curso para la exploración del sistema de Saturno.

El 15 de septiembre de 2017, la nave espacial Cassini se sumergió fatídicamente en la atmósfera de Saturno, terminando la misión a solo un mes de su vigésimo aniversario de lanzamiento.

1 visualización0 comentarios
bottom of page