top of page

La nebulosa de Orion (M42)

Actualizado: 4 feb

Se cree que es el fuego cósmico de la creación por los mayas de Mesoamérica, M42 brilla intensamente en la constelación de Orión. Popularmente llamada la Nebulosa de Orión, este grupo estelar ha sido conocido por muchas culturas diferentes a lo largo de la historia humana.


La nebulosa está a sólo 1.500 años luz de distancia, por lo que es la región de formación estelar grande más cercana a la Tierra y le da una magnitud aparente relativamente brillante de 4. Debido a su brillo y ubicación prominente justo debajo del cinturón de Orión, M42 se puede ver a simple vista, al tiempo que ofrece una excelente vista del nacimiento estelar para aquellos con telescopios. Se observa mejor durante enero.

Estás fotografías tomada el 28 de enero de 2023, se ve Orion a simple vista. La fotografía sin filtros, 60 segundos de exposición, trípode fotográfico, ha sido realizada con un Smartphone Xiaomi T10 desde la localidad de Puigcerdà, Cataluña, España. Crédito: Alexandre Peñarroya

La comparación de la cultura maya de la Nebulosa de Orión con un fuego cósmico de la creación es muy adecuada. La nebulosa es una enorme nube de polvo y gas donde se están forjando un gran número de nuevas estrellas. Su brillante región central es el hogar de cuatro estrellas masivas y jóvenes que dan forma a la nebulosa. Las cuatro estrellas fuertes se llaman Trapecio porque están dispuestas en un patrón trapezoidal. La luz ultravioleta desatada por estas estrellas está tallando una cavidad en la nebulosa e interrumpiendo el crecimiento de cientos de estrellas más pequeñas.


Apareciendo como piedras preciosas brillantes, el cúmulo Trapezium de M42, llamado así por la disposición trapezoidal de sus estrellas masivas centrales, se ve en esta imagen infrarroja del Hubble. Todos los miembros del Trapecio nacieron juntos en este semillero de formación estelar. Créditos: K.L. Luhman (Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics, Cambridge, Mass.); y G. Schneider, E. Young, G. Rieke, A. Cotera, H. Chen, M. Rieke, R. Thompson (Observatorio Steward, Universidad de Arizona, Tucson, Arizona) y NASA/ESA

Esta impresionante imagen del Hubble ofrece la vista más nítida de la Nebulosa de Orión jamás obtenida. Creado utilizando 520 exposiciones diferentes del Hubble tomadas en múltiples longitudes de onda de luz, este mosaico contiene más de mil millones de píxeles. Hubble fotografió la mayor parte de la nebulosa, pero las imágenes terrestres se utilizaron para llenar los vacíos en sus observaciones. El color naranja en la imagen se puede atribuir al hidrógeno, el verde representa el oxígeno y el rojo representa tanto el azufre como las observaciones realizadas en luz infrarroja.

La vista más nítida de la nebulosa de Orion


Crédito: NASA,ESA, M. Robberto (Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial/ESA) y el Equipo del Proyecto del Tesoro de Orión del Telescopio Espacial Hubble

En una de las imágenes astronómicas más detalladas jamás producidas, el Telescopio Espacial Hubble de la NASA ofrece una visión sin precedentes de la Nebulosa de Orión. Esta turbulenta región de formación estelar es uno de los objetos celestes más dramáticos y fotogénicos de la astronomía.

La nítida imagen revela un tapiz de formación estelar, desde los densos pilares de gas y polvo que pueden ser los hogares de las estrellas incipientes hasta las estrellas calientes, jóvenes y masivas que han emergido de sus capullos de gas y polvo y están dando forma a la nebulosa con su poderosa luz ultravioleta.

Entre las estrellas que Hubble vio hay posibles enanas marrones jóvenes, la primera vez que estos objetos se han visto en la Nebulosa de Orión en luz visible. Las enanas marrones son las llamadas “estrellas fallidas”. Estos objetos fríos son demasiado pequeños para ser estrellas ordinarias porque no pueden sostener la fusión nuclear en sus núcleos como lo hace nuestro Sol.

El Telescopio Espacial Hubble también espió por primera vez una pequeña población de posibles enanas marrones binarias, dos enanas marrones que orbitan entre sí. La comparación de las características de las estrellas recién nacidas y las enanas marrones en su entorno natal proporciona información única sobre cómo se forman.

Ver la nebulosa con telescopio

La nebulosa de Orion es visible a simple vista, pero la experiencia mejora si utilizas unos prismáticos 10×50 o un pequeño telescopio de 60 mm de apertura.

La experiencia mejora si dispones de un telescopio de 114 mm o más.


Vista de la Nebulosa de Orion con telescopio refractor de 70 mm. Crédito: Astro Telescopios

La constelación de Orión es fácilmente reconocible por las tres estrellas principales que la forman, conocidas como “Las Tres Marías” o “Los Tres Reyes Magos”. Son las tres situadas en el cinturón de Orión: Alnitak, Alnilam y Mintaka.

Además la constelación de Orión tiene dos estrellas muy brillantes. La primera es Rigel, situada en el pie izquierdo de Orión, y la segunda, Betelgeuse, es una supergigante roja sobre el hombro derecho de Orión.

Meissa se sitúa sobre su pómulo, mientras que Saiph está sobre la rodilla a tierra de Orión.


¿Cuándo podemos ver la constelación de Orión?

La constelación de Orión es visible desde el hemisferio norte a lo largo de toda la noche durante el invierno. También es visible unas pocas horas antes del amanecer desde finales de agosto hasta mediados de noviembre y puede verse en el cielo nocturno hasta mediados de abril.

44 visualizaciones0 comentarios
bottom of page