top of page
astrotelescopios.com

Manchas solares: ¿Qué son y por qué ocurren?

Las manchas solares son regiones más frías en la superficie del sol que pueden generar perturbaciones eruptivas, como erupciones solares y eyecciones de masa coronal.

Las manchas solares son regiones oscuras del tamaño de un planeta de fuertes campos magnéticos en la superficie del sol. Pueden generar perturbaciones eruptivas como erupciones solares y eyecciones de masa coronal (CME).

Estas regiones del sol parecen más oscuras porque son más frías que sus alrededores. La región oscura central, la umbra, es de aproximadamente 6,300 grados Fahrenheit (3,500 grados Celsius), mientras que la fotosfera circundante es de aproximadamente 10,000 F (5,500 C), según el Servicio Meteorológico Nacional (NWS).

La frecuencia e intensidad de las manchas solares visibles en la superficie indican el nivel de actividad solar durante el ciclo solar de 11 años que es impulsado por el campo magnético del sol. Las manchas solares son nuestra ventana al complicado interior magnético del sol, y han fascinado a los observadores solares durante cientos de años.

Las manchas solares se forman cuando las concentraciones de campo magnético desde las profundidades del sol suben a la superficie, según el Telescopio Solar Europeo. Consisten en una región central más oscura, conocida como umbra, y una región circundante, conocida como penumbra.

Aunque los científicos no entienden completamente cómo se forman las manchas solares, los investigadores generalmente aceptan una teoría propuesta por primera vez por el astrónomo estadounidense Horace Babcock en 1961: que las manchas solares son forjadas por el campo magnético del sol.

Imagine el campo magnético del sol como bucles de bandas elásticas, con un extremo unido al polo norte y el otro al polo sur. A medida que el sol gira a diferentes velocidades, con el ecuador girando más rápido que los polos, se crea una “rotación diferencial”, según los Museos Reales de Greenwich.

¿QUÉ TAN GRANDE ES UNA MANCHA SOLAR?

Las manchas solares son, en promedio, aproximadamente del mismo tamaño que la Tierra, aunque pueden variar de cientos a decenas de miles de kilómetros de ancho, según Cool Cosmos.

A medida que el sol gira, estas “bandas elásticas” de bucle magnético se vuelven más tensas y complicadas. Eventualmente, los campos magnéticos “se rompen”, suben y rompen la superficie. Esta perturbación en el campo magnético del sol forma poros que pueden crecer y unirse para formar poros más grandes, o proto-manchas, que eventualmente se convierten en manchas solares. Un grupo de manchas solares se conoce como una región activa.

El campo magnético en las regiones activas de manchas solares puede ser unas 2.500 veces más fuerte que el de la Tierra, según el NWS. El fuerte campo magnético inhibe la afluencia de gas nuevo y caliente desde el interior del sol, haciendo que las manchas solares sean más frías y parezcan más oscuras que su entorno, relativamente hablando. Según la Corporación Universitaria para la Investigación Atmosférica (UCAR), si pudieras cortar una mancha solar estándar del sol y colocarla en el cielo nocturno, parecería tan brillante como una luna llena.

LAS MANCHAS SOLARES Y EL CICLO SOLAR

Las manchas solares se forman durante períodos de días a semanas y pueden permanecer en la superficie durante meses antes de desaparecer.

El número total de manchas solares varía durante el ciclo solar de 11 años, a veces llamado ciclo de manchas solares, con el pico de actividad de manchas solares coincidiendo con el máximo solar y un hiato de manchas solares que ocurre con el mínimo solar, según el Centro de Predicción del Clima Espacial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

Las posiciones de las manchas solares también cambian a lo largo del ciclo solar. Durante el máximo solar, muchas manchas solares se encuentran a lo largo de latitudes medias (aproximadamente 30 grados norte y 30 grados sur). Luego, las manchas solares se mueven gradualmente hacia el ecuador, donde se encuentran pocas durante el mínimo solar. A veces, no hay manchas solares visibles durante el mínimo solar.

Aunque el ciclo solar de 11 años es bastante consistente, entre 1645 y 1715, se observaron muy pocas manchas solares. Entre 1672 y 1699, se registraron menos de 50 manchas solares, según Physics World(se abre en una pestaña nueva). A modo de comparación, durante un mínimo solar “normal” generalmente hay de 12 a más de 100 manchas solares por año.

Este período de actividad solar severamente reducida llegó a ser conocido como el “mínimo de Maunder”, después del astrónomo británico Edward Walter Maunder, quien, junto con su esposa, Annie, descubrió la falta de actividad de los registros en 1890, según The Times.

MANCHAS SOLARES HOY

El sol está experimentando el ciclo solar 25, en el que la actividad solar está actualmente en aumento, lo que resulta en una mayor aparición de manchas solares. Para ver cómo se ven las manchas solares hoy, echa un vistazo a esta página de observación del Observatorio Solar y Heliosférico (SOHO).

OBSERVACIÓN DE MANCHAS SOLARES

Nunca mire directamente al sol con binoculares, un telescopio o a simple vista sin ayuda sin usar protección especial. Los astrofotógrafos y astrónomos usan filtros especiales para observar el sol de manera segura.


Los filtros solares son aptos para la observación del Sol con un telescopio convencional. Asegúrese de leer las instrucciones del producto antes de utilizarlo y revisar que el filtro no tenga ningún daño superficial que impida su uso. Crédito: astrotelescopios.com

Algunos telescopios de iniciación ya vienen equipados con filtros para la observación segura del Sol y se pueden adquirir por un precio relativamente económico, como es el caso de este telescopio de 114 mm que, además de observar el Sol también podrás utilizarlo por la noche, obvio, para seminari la Luna y otros objetos en el cielo.


El telescopio BRESSER Solarix 114/500 dispone de todas las condiciones ópticas para la observación astronómica del cielo nocturno. Los complementos incluidos le ofrecen todo lo necesario para iniciar sus observaciones inmediatamente. El reflector Newton es de fácil montaje y dispone de un libro de instrucciones bien detallado. Crédito: astrotelescopios.com


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page