top of page

Objeto detectado con el Hubble sigue siendo un misterio

Uno de los principales misterios captados por el telescopio Hubble sigue sin ser resuelto. Hasta el momento no se han identificado objetos en el espacio parecidos a los que el observatorio logró inmortalizar aquella noche de invierno de 2006. Aún quedan muchas preguntas por responder y si tenemos suerte, el nuevo telescopio espacial James Webb sería capaz de solucionarlas en cuestión de horas.

Los hechos

Astrónomos que utilizaban el Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA observaron un objeto misterioso no identificado en la constelación de Böotes. A pesar del análisis detallado de la luz emitida por el objeto, los astrónomos están desconcertados por su naturaleza. Finalmente lo registraron con el nombre SCP 06F6.

Todo lo que sabemos proviene de una serie de observaciones realizadas en el transcurso de unos pocos meses. El objeto fue detectado por primera vez el 21 de febrero de 2006 mientras los científicos utilizaban el Hubble para estudiar cúmulos de galaxias muy distantes en busca de supernovas. El objeto apareció iluminándose en un factor de más de 100 durante el transcurso de los siguientes tres meses, sin exceder la magnitud 21, y luego se desvaneció de manera idéntica, es decir, que el mismo proceso que utilizó para iluminarse también fue utilizado para apagarse. Esto en sí mismo es muy inusual: la mayoría de las curvas de luz de eventos transitorios no son simétricas, pero tienen un rápido aumento y una lenta desintegración.

Este par de imágenes del telescopio espacial Hubble de la NASA muestran la aparición de un misterioso estallido de luz que se detectó el 21 de febrero de 2006, se iluminó durante 100 días y luego se desvaneció en el olvido después de otros 100 días.  La fuente del estallido permanece sin identificar.  El evento fue detectado por casualidad en una búsqueda del Hubble de supernovas en un cúmulo distante de galaxias.  La firma de luz de este evento no coincide con el comportamiento de una supernova o cualquier fenómeno transitorio astronómico observado previamente en el universo. Crédito: NASA

Anuncios

La segunda parte de este misterio es el espectro. Las observaciones de seguimiento con observatorios terrestres, incluido el Very Large Telescope de la ESO, descubrieron características en el espectro del objeto. La luz azul muestra características de línea ancha, mientras que la roja muestra una emisión continua. Actualmente no hay ningún otro objeto conocido que tenga este tipo de espectro.

La parte final del misterio es la distancia del objeto. Los esfuerzos para medir el movimiento del objeto en el cielo fracasaron. Esto coloca el objeto al menos a 130 años luz de distancia. El objeto, sin embargo, también podría ser intergaláctico dada su proximidad al centro de un cúmulo conocido de galaxias (CL 1432.5 + 3332.8) a una distancia de 8.2 mil millones de años luz.

Hubble estaba dirigido a un cúmulo de galaxias a 8 mil millones de años luz de distancia en la constelación primaveral de Bootes. Pero el objeto misterioso podría estar en cualquier punto intermedio, incluso en el halo de nuestra propia galaxia, la Vía Láctea.

La repentina aparición del “objeto misterioso” transitorio SCP 06F6 en el campo de visión del Hubble. La imagen inferior representa una vista ampliada. Crédito: NASA / ESA

Anuncios

Es probable, por lo tanto, que estas observaciones representen el descubrimiento de una clase potencialmente nueva de objeto transitorio, ya que no existe una comparación conocida ni para la curva de luz ni para el espectro. Los objetos de esta clase desconocida podrían ser de gran interés para futuros programas de estudio del cielo.

Acceder al comunicado de prensa de la NASA: Comunicado de prensa de la NASA

1 visualización0 comentarios
bottom of page