top of page

Detección de vida en las súper-Tierras

Para detectar vida en exoplanetas distantes, los astrónomos buscarán biofirmas, subproductos de la biología, que son detectables en la atmósfera de un planeta.

Una de las súper-Tierras recién descubiertas, TOI-1452b, podría estar cubierta en un océano profundo y podría ser propicia para la vida. (Crédito de la imagen: Benoit Gougeon, Université de Montréal, CC BY-ND)

El Telescopio Espacial James Webb de la NASA fue diseñado antes de que los astrónomos descubrieran exoplanetas, por lo que el telescopio no está optimizado para la investigación de exoplanetas. Pero es capaz de hacer algo de esta ciencia y está programado para apuntar a dos supertierras potencialmente habitables en su primer año de operaciones.

Otro conjunto de súper-Tierras con océanos masivos descubiertos en los últimos años, así como los planetas descubiertos este verano, también son objetivos para James Webb.

Pero las mejores oportunidades para encontrar signos de vida en atmósferas de exoplanetas vendrán con la próxima generación de telescopios gigantes terrestres: el Telescopio Extremadamente Grande de 39 metros, el Telescopio de Treinta Metros y el Telescopio Gigante magallanes de 25,4 metros. Todos estos telescopios están en construcción y listos para comenzar a recopilar datos a fines de la década.

Los astrónomos saben que los ingredientes para la vida están ahí fuera, pero habitable no significa habitado. Hasta que los investigadores encuentren evidencia de vida en otros lugares, es posible que la vida en la Tierra haya sido un accidente único, y hay muchas razones por las que un mundo habitable no tendría signos de vida. De todas maneras, en los próximos años, los astrónomos miraran estas súper-Tierras súper habitables y si no encuentran nada, la humanidad puede verse obligada a concluir que el universo es un lugar solitario.

0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page