top of page

Webb y Chandra trabajan juntos por primera vez

El Telescopio Espacial James Webb y el Observatorio Espacial de rayos-x Chandra han trabajado juntos por primera vez para realizar una visita magen compuesta por rayos-x e infrarojos.

La región más grande y brillante de formación estelar en el Grupo Local de galaxias, incluida la Vía Láctea, se llama 30 Doradus (o, informalmente, la Nebulosa de la Tarántula). Ubicada en la Gran Nube de Magallanes, una pequeña galaxia vecina de la Vía Láctea, 30 Doradus ha sido estudiada durante mucho tiempo por astrónomos que desean comprender mejor cómo nacen y evolucionan estrellas como el Sol.


El Observatorio de rayos X Chandra de la NASA ha observado con frecuencia 30 Doradus durante la vida útil de la misión, a menudo bajo la dirección de la Dra. Leisa Townsley, quien falleció en el verano de 2022. Estos datos continuarán siendo recopilados y analizados, brindando oportunidades para que los científicos tanto ahora como en el futuro aprendan más sobre la formación estelar y sus procesos relacionados.

Esta nueva imagen compuesta combina los datos de rayos X de las observaciones de Chandra de 30 Doradus con una imagen infrarroja del Telescopio Espacial James Webb de la NASA que se lanzó en el otoño de 2022. Los rayos X (azul real y púrpura) revelan gas que se ha calentado a millones de grados por ondas de choque, similares a los estampidos sónicos de los aviones, generados por los vientos de las estrellas masivas. Los datos de Chandra también identifican los restos de explosiones de supernovas, que en última instancia enviarán elementos importantes como el oxígeno y el carbono al espacio, donde se convertirán en parte de la próxima generación de estrellas.


Campos de visión: Chandra, Hubble, Spitzer y Webb. (Crédito: Rayos X (Chandra): NASA/CXC/Penn State Univ./L. Townsley et al.; IR (Spitzer): NASA/JPL/PSU/L.Townsley et al. IR (JWST): NASA/ESA/CSA/STScI/JWST ERO Production Team; Óptica (Hubble): NASA/STScI)

Los datos infrarrojos de JWST (rojo, naranja, verde y azul claro) muestran espectaculares lienzos de gas más frío que proporcionan los ingredientes crudos para futuras estrellas. La visión del JWST también revela “protoestrellas”, es decir, estrellas en su infancia, que simplemente encienden sus motores estelares. La composición química de 30 Doradus es diferente de la mayoría de las nebulosas encontradas en la Vía Láctea. En cambio, representa las condiciones en nuestra galaxia que existían hace varios miles de millones de años cuando las estrellas se formaban a un ritmo mucho más rápido de lo que los astrónomos ven hoy. Esto, combinado con su relativa proximidad y brillo, significa que 30 Doradus brinda a los científicos la oportunidad de aprender más sobre cómo se formaron las estrellas en nuestra galaxia en el pasado distante.

Referencia: Rayos X: NASA/CXC/Penn State Univ./L. Townsley et al.; IR: Equipo de producción de NASA/ESA/CSA/STScI/JWST ERO

Descripción imagen de la portada: La imagen combina rayos X de Chandra (azul y púrpura) y datos infrarrojos de JWST (rojo, naranja, verde y azul claro). Crédito: Rayos X: NASA/CXC/Penn State Univ./L. Townsley et al.; IR: Equipo de producción de NASA/ESA/CSA/STScI/JWST ERO

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page